Te va a interesar!

6/recent/ticker-posts

Trabajar desde casa no era tan fácil como creías? Acá te dejo unos tips para que te sea más leve!


El mundo se fue un poco al cuerno, hace ya unos meses. Los que no perdieron el trabajo están haciéndolo en el frente de batalla contra un enemigo (macroscópicamente) invisible y el resto, trabajando desde sus hogares.
Sin dudas somos afortunados los que podemos trabajar en esta modalidad, considerando sobre todo las opciones. Y si, puede ser muy difícil trabajar desde casa para muchos, por eso hoy, más que nunca un Free Range Tester, les vengo a contar los puntos que para mi fueron claves en mi transición al trabajo remoto y desde casa!

Estos puntos van a enfocarse, por obvios motivos, en trabajar desde casa en si, y no en trabajar remoto desde exóticas playas (EXTRAÑO ESO!!!) o cabañas al pie de la montaña. Así que, sin más preámbulos, vayamos al meollo del asunto!

Tené una rutina, tanto de trabajo como para tu vida. 

Hay una diferencia entre el Thor antes de derrotar a Thanos y el Thor después de derrotar a Thanos. El último no tenía una rutina, porque ya no tenía un objetivo. Trabajando desde casa, sobre todo en una cuarentena por una pandemia mundial, es muy fácil perder de vista las finas líneas que limitan las responsabilidades, el ocio, el descanso y la familia. 

Para evitar trabajar media hora y pasarte 7 horas mirando videos de pulpos en Youtube mientras te bajás medio kilo de helado, es necesario que mantengas una rutina. Levantate temprano, aunque puedas dormir más. Bañate (de verdad...no puedo decirlo suficientes veces a esto) aunque "no tengas que salir a ningún lado". Tomate 1 hora (y nada más) de almuerzo. Trabaja en segmentos y descontracturá en otros más breves. 

Para esto yo uso lo que se llama Pomodoro Timer. Básicamente te pone una alarma y, dependiendo qué aplicación usen, pueden desactivar todos los focos de desconcentración como Youtube, Reddit, Twitter, etc durante el segmento de trabajo y los habilita durante los minutos de distenderse. 

Terminá tu trabajo al horario que lo terminarías en la oficina. No hagas demás porque es un viaje de ida del que es difícil salir. Siempre va a haber más trabajo para hacer, así que nunca vas a terminar todo...siempre hay un mañana para seguir con lo que se estaba haciendo.

Pero al mismo tiempo...

Ponete objetivos sobre qué vas a completar durante tu jornada laboral.

Si, generalmente en IT somos fans de Kanban, SCRUM y cuanta cosa híbrida pienses en el medio. A mi me sirve tanto en oficina como desde casa, tener las tareas organizadas de forma modular, sin superar los 5 puntos en lo que es una poker planning, en columnas de "Cosas a hacer", "Haciendo", "Bloqueadas" y "Completadas". De esa manera nunca pierdo noción de qué estoy haciendo, qué es lo próximo y, de paso, le damos la visibilidad al trabajo que estamos realizando al jefe de turno. 

Las tareas las suelo planificar, como dije, con una sesión de Poker. Para los que no están familiarizados, se usa la secuencia de Fibonacci y se asigna una cantidad de puntos de acuerdo a la complejidad y tiempo que va a demandar cada tarea en ser completada. Por eso es tan importante separar todo en módulos realizables en 1 o 2 días. De esa manera vamos a tener un progreso limpio y saber si algo no va bien con anticipación. 

El espacio de trabajo es sagrado.

Sí. Muchos de nosotros somos padres de familia y, trabajar desde casa, puede significar lidiar con otros mamíferos muy territoriales en nuestros hogares: Nuestros hijos. 

Si tenemos una habitación que podamos dedicar al trabajo, un estudio digamos, la cosa se simplifica un poco. Es importante hacer saber a la familia que durante los períodos de trabajo (que pueden ser los que dictemos con la técnica pomodoro), no existimos salvo para emergencias.

Si no tenemos una habitación para ésto, una solución que encuentro yo a veces es usar auriculares para meterme en un templo mental de trabajo. De esa manera desaliento el hablarme porque no escucho ni jota (Tool es un gran medio para escuchar y no dar bola al sonido exterior) y me puedo enfocar en lo que estoy haciendo. Obviamente esto es solo para cuando estamos en los períodos de trabajo. Cada 20 minutos vamos a tomarnos descansos para estar con la familia, ayudar en lo que haga falta y distendernos. 

En ambos casos es vital tener el espacio de trabajo limpio, ordenado, sin cosas que interfieran con nuestra rutina. Sean firmes con respetar ese lugar para que los niños no llenen de juguetes el escritorio y, sobre todo, mantengan notas y demás información importante a salvo de potenciales Picassos por parte de nuestro pequeñín de 2 años. 

La vida da energía...

Nunca tuve mejor compañero de trabajo que mi perro, gato, gerbo o incluso plantas. Tener animales o plantas haciéndonos compañía mantiene nuestras cabezas en un estado creativo que a mi me resulta muy beneficioso a la hora de estar pensando en resolver alguna lógica o rediseño de legacy. Uno mira esa hoja y piensa "pero cómo hace la planta para funcionar si..." Y BUM! Se te viene la idea ganadora para resolver tu problema. 

Lo mismo con tu gato o perro, son una compañía incondicional y van a servir como pequeñas máquinas peludas anti-stress. 

Si no tienen absolutamente nada de todo eso (una plantita podrías comprar, no?), sirve tener una ventana que dé a un espacio verde. Ver los árboles, pájaros y clima ayuda muchísimo a descansar la vista y la cabeza. 

Conclusión. 

Trabajar en casa no es para todo el mundo, pero ahora lamentablemente no es una opción para todo el mundo tampoco! Espero que estos consejos los encuentren útiles y me dejen en los comentarios qué técnicas usan ustedes para hacer del Home Office algo ameno y llevadero! 

Nunca dejen de aprender...

Publicar un comentario

0 Comentarios